CÓMO VALORAR MÁS TU TIEMPO

¿Qué problema hay con el tiempo? ¿Por qué existen muchas personas que le tienen pánico al paso del tiempo? ¿Desde cuándo sentimos que el tiempo no nos alcanza y andamos apurados como locos?

Estas son algunas de los interrogantes que surgen al momento de meditar sobre el transcurso del tiempo y el valor que cada uno de nosotros le da.  Y en este punto, creo que todos estaremos de acuerdo en que el tiempo es el activo más importante que tenemos, porque simplemente es irrecuperable e irreemplazable, ya que por más que nos esforcemos, ningún momento será exactamente igual a otro vivido.

Pero más allá de ésta idea filosófica sobre el paso del tiempo, te invito a reflexionar por un momento sobre el valor que vos le das al tiempo que tenés. Todos contamos con la misma cantidad de horas, todos tenemos 24 en un día para poder decidir, ejecutar y accionar en consecuencia. El punto es que muchas veces no nos damos cuenta que esto ocurre, y solo nos acordamos del paso del tiempo cuando cumplimos años o nos sentimos más viejos que antes.

Es por esto que decidí comenzar un análisis sobre los principales puntos que debemos tener en cuenta para poder aprovechar más nuestro tiempo, para que puedas verte a ti mismo y pensar si de verdad lo estás aprovechando.

 

NO ERES UN ROBOT, NO ACTÚES EN MODO AUTOMÁTICO.

Muchas veces nos acostumbramos a un ritmo de vida donde realizamos todas las acciones de una manera automática, y aquí no tiene nada que ver si haces o no lo que te apasiona, porque todos en algún momento nos acoplamos a nuestra rutina y nos dejamos llevar por ella.

Para poder dejar de actuar en modo automático hace falta solo una cosa, REFLEXIONAR. Y es que reflexionando sobre lo que estamos haciendo, sobre lo que estamos viviendo nos ayuda a darnos cuenta del valor de nuestra acción y a saber si realmente lo que estamos haciendo lo hacemos por gusto propio o porque simplemente tratamos de sobrevivir.

 

MÍRATE A VOS MISMO.

Y no hablo de pararte frente a un espejo, se trata de verte, analizarte y cuestionarte. Una vez que comienzas a reflexionar sobre las cosas que haces en tu día a día, comienzas a comprender que hay cuestiones que en realidad están sobrevaloradas y que no necesitan tanto de nuestro tiempo, o puedes darte cuenta que en un día pocas veces le dedicas tiempo a lo vos querés.

Pero sea lo que sea, sólo surgirá a partir de que tengas la suficiente valentía para poder mirarte a vos mismo y saber si lo que estás haciendo, es en verdad lo que te identifica.

 

DETENTE Y SE AGRADECIDO.

El paso del tiempo nos deja muchas marcas, y no me refiero a las arrugas, nos da y nos quita muchas cosas, nos presenta diferentes circunstancias que no hacen más que poner a prueba nuestra capacidad de salir adelante.

Por esto uno de los actos que más nos permite valorar nuestro tiempo, es el agradecimiento. Porque el simple hecho de hacerlo nos da la posibilidad de saber que tenemos tiempo y vida para poder hacer lo que deseamos.

 

EL TIEMPO ES NUESTRO RECURSO MÁS VALIOSO, CUIDADO EN CÓMO LO INVIERTES.

Nada más que decir, con esta frase queda resumido todo el artículo, ya que cuando comprendes el verdadero valor del tiempo, te das cuenta que no sabes hasta cuanto contarás con él, y es aquí donde te replanteas el hecho de hacer cosas que no quieres, de estar con personas que no te agradan, o de no ser quién quieres ser.

 

Te invito a que te detengas por unos minutos y comiences a pensar si estas utilizando como te gustaría la porción del recurso más importante que tienes, el tiempo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *