CRISIS: ASPECTOS PARA PODER ESTAR PREPARADOS

El siguiente artículo no se presenta con el objetivo de motivarte, sino de que entiendas la magnitud y responsabilidad con la que hay que afrontar una crisis. Tampoco este artículo pretende ser una especie de anticipo apocalíptico de lo que te sucederá si emprendes o no.

Lo que puntualmente quiero destacar es la importancia de saber estar preparados para todo tipo de adversidades, y aquí no es solo hablar de la quiebra de un negocio, proyecto u organización. Esto tiene que ver con una realidad cotidiana en la vida de todos y aunque está relacionada estrictamente con el manejo y administración de nuestras finanzas su influencia va mucho más allá, y abarca diferentes aspectos de una persona.

El OBJETIVO DE ESTE ARTÍCULO ES TOTALMENTE PREVENTIVO pero no solo para que evites la quiebra sino también para que puedas estar intelectual y emocionalmente preparado para afrontarla.

La quiebra es cómo una crisis que comienza desde lo económico y que poco a poco va intoxicando diferentes aspectos de nuestra vida, las relaciones con nuestros seres queridos, las reacciones frentes a los demás y las emociones que nos gobiernan.

 

 

Es difícil sobrellevar una crisis, pero la única manera de hacerlo es superándonos y esto termina dando lugar  a una mejor versión de nosotros mismos.

 

 

 

Las quiebras llegan muchas veces por cuestiones que no nos damos cuenta o por el hecho de no hacer lo correcto en el momento adecuado. Existen miles de razones para que un proyecto o emprendimiento vaya a la quiebra, las cuales no serán enumeradas, pero sí es destacable saber que sin importar las razones, la capacidad para salir de ellas dependerá de la fortaleza de quién lidera el proyecto.

 

 

Uno de los puntos fundamentales a tener en cuenta es no permitir que la quiebra producida en algún aspecto de nuestra vida influya en los demás.

 

 

Para lograr lo descrito anteriormente, es necesario que siempre TENGAMOS UN PLAN B y aunque existen muchos empresarios que recomiendan arriesgarse directamente el todo por el todo para de alguna manera no dar marcha atrás nunca. Yo no estoy de acuerdo, primero por el simple hecho de que es una irresponsabilidad  y segundo que  todo aquello que se desea emprender tiene que tener un plan bien organizado, y para que sea así debe existir una alternativa ante una posible crisis o quiebra.

 

 

ASPECTOS A TENER EN CUENTA

Retomando lo mencionado en los primeros párrafos debo decirte que NO TE PONGAS VENDAS EN LOS OJOS y pienses que tu idea  es la mejor de todas y que es imposible de que fracase.

En el aspecto ECONÓMICO no inviertas todo lo que tienes en un solo proyecto antes de hacerlo, AHORRA EN UN FONDO DE EMERGENCIA.

En lo referido a lo TÉCNICO prepárate para AFRONTAR LAS DIFICULTADES QUE SEGURO SURGIRÁN y contémplalas en tu plan de negocio  ya que normalmente ninguna crisis llega de un primer golpe.

Y finalmente en el aspecto EMOCIONAL, como ya lo mencione, no debes permitir que la crisis se apodere de toda tu persona, porque terminaras perdiendo algo más que un proyecto.

 

ES IMPORTANTE INCREMENTAR NUESTRAS FORTALEZAS EMOCIONALES PARA PODER LIDIAR EN LOS MOMENTOS MÁS DIFÍCILES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *