EL DINERO QUE NECESITAS PARA EMPRENDER

Lo primero que se le viene a la mente a cualquier persona que decide emprender es la necesidad de contar con dinero para poder hacerlo. El dinero se presenta siempre como la estrella de las excusas  para poder tener un negocio, pero déjame decirte que si sólo fuera una cuestión de dinero, sería muy fácil, ya que solo habría que enfocarse en conseguirlo.

 

Gracias al avance de la tecnología e internet tenemos la posibilidad de tener un emprendimiento online a un bajo o nulo costo económico.

 

El problema surge cuando una persona se ve obligada a emprender debido a que no alcanza a cubrir sus propios gastos, y  es aquí en donde surgen la mayor cantidad de errores. Entonces, para no ser como este tipo de personas debes entender que emprender no es una alternativa más, y que si lo haces sin tomar los recaudos necesarios, no solo no llegaras al final del mes, sino que terminaras súper endeudado.

 

No quiero ser hipócrita…

Es verdad que la mayoría de los negocios necesitan al menos una mínima inversión, pero lo que trato de decirte es que no lo veas como una excusa. Puede que tu idea sea grandiosa pero costosa, en ese caso debes tener la humildad suficiente para poder comenzar desde abajo, desde lo mínimo, paso a paso.

 

Hablar de emprender parece algo común en una época marcada por las oportunidades de negocios online, y donde creemos que por intentar vender algo ya hemos validado una idea de negocio y por ende tenemos un emprendimiento.

 

Para mí, que fui empleado y ahora tengo mi propio negocio,  ser emprendedor no tiene nada que ver con tener dinero para un emprendimiento. Porque para llegar a ser una persona emprendedora, se necesita desarrollar diferentes facultades y características que te obligaran a salir de tu zona cómoda, a lastimarte pero crecer. Y esto es algo que pocas personas están dispuestas a aceptar y muchos menos a concretar.

Es muy gracioso escuchar a las personas que buscan constantemente financiamiento para poder llevar a cabo su “gran negocio”, el mejor de todos según ellos. Y ver sus rostros congelados cuando se les explica que no es sólo una cuestión de dinero y que se requiere entre otras cuestiones, tener un plan bien desarrollado de todas las áreas del mismo, y que necesitará crecer como persona si quiere que su negocio tenga éxito.

Lee también las claves para ser emprendedor

Dinero y exceso de confianza… una mala combinación

Esta mala combinación suele generarse en muchas personas que de repente se encuentran con algún dinero extra y deciden invertirlo en un negocio para que el dinero no se desvalorice. Pero aquí es donde muchas veces se encuentra el error, creer que solo con tener el dinero y la confianza suficiente en una idea terminaremos siendo empresarios exitosos. Como lo mencione anteriormente, no solo es cuestión de dinero.

Y si bien es cierto que la confianza en nosotros mismos es una de las recomendaciones que más suenan a la hora de emprender, también es cierto que esa misma confianza es la que nos puede impedir ver donde hay un error y como consecuencia perderlo todo.

 

Para finalizar…

Tampoco quiero que te confundas, no creas que por ser empleado o no tener el dinero suficiente para poder lanzar tu negocio no puedes comenzar a emprender. Puedes hacerlo desde este momento, comienza a desarrollar tu SER emprendedor, busca una idea que puedas planificarla y validarla, experimenta, lee, enfócate en lo que realmente te apasiona, y ahorra para ello.

 

Muchas personas quieren tener su gran negocio de un día para el otro, y por eso creen que para ser emprendedor hace falta mucho dinero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *