NO IMPORTA LA UBICACIÓN DE TU NEGOCIO, IMPORTA LA INNOVACIÓN QUE LO CARACTERICE

 
Existen innumerables proyectos que han comenzado en lugares que al fin de cuentas no eran los más adecuados para concretarlos, pero esto no fue un impedimento para crecer porque aún en las situaciones más difícil la motivación de emprender es más fuerte que cualquier situación adversa.
 
Para marcar la diferencia es clave la innovación
Todos saben sobre el manejo de un negocio, todos opinan que es lo ideal, pero muy pocos están dispuestos a asumir el riesgo de ser los primeros en algo. Y esto muchas veces es necesario para no solo marcar la diferencia, sino también para lograr atraer a un público que necesita de un servicio o producto determinado.
Desarrollar un negocio local, por ejemplo en un lugar poco transitado, implica un desafío que puede llevar a desarrollar nuevas estrategias de venta, para lograr ser un lugar de referencia en la zona. En este caso en particular, que no escapa a la realidad de muchos emprendedores, es importante comenzar de manera innovadora desde el propio desarrollo de la idea de negocio.
 
Analiza tu zona
Una de las cuestiones que rara vez se tiene en cuenta, es el contexto en donde se desarrollará un negocio. Es decir, el lugar de donde saldrán la mayoría de los clientes, y es raro que se lo tenga en cuenta, ya que por lo general siempre se mira la estructura interna del proyecto a realizar.
La zona donde comenzará a crecer un negocio es determinante para la adecuación del mismo, pero también es importante para saber cómo la competencia se ha establecido en el lugar. En este punto se debe realizar un análisis para conocer, qué cosas destacan a los competidores y qué falencias tienen a la hora de intentar conformar al público.
 
Todos deben saber la ubicación de tu negocio.
La ubicación es clave, si se desea marcar la diferencia, no debe quedar dudas de donde se encuentra ubicado el negocio. Aquí nuevamente es recomendable utilizar todas las herramientas que la tecnología de manera gratuita y abierta pone a disposición de quién aprenda a utilizarla.
La innovación es una herramienta poderosa para que ningún emprendimiento quede obsoleto en el tiempo, pero es necesario que los dueños del mismo se hagan cargo del desafío que requiere tener un negocio innovador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *